Básicamente, los accesorios ergonómicos son aquellos que ayudan a prevenir la aparición de dolencias físicas en las personas que trabajan durante varias horas delante de un ordenador. Por tanto, son los encargados de ofrecer al usuario comodidad, eficiencia y un buen nivel de rendimiento.

En tal sentido, nos parece interesante que conozcas un poco más de los  accesorios que harán que tu vida laboral cambié positivamente. Veamos pues, cuáles son algunos de ellos.

Reposamuñecas 

Se trata de un tipo de almohadilla, diseñada para brindar el apoyo necesario y lograr la postura correcta de las manos, mientras se usa el teclado o el ratón. De igual manera, son complementos diseñados para evitar posibles malestares relacionados con posturas y movimientos repetitivos, que pueden ser perjudiciales para la salud de los huesos, músculos y articulaciones de las manos.

Sillas 

La silla ergonómica, es un accesorio ultra funcional que hace que la columna vertebral y los músculos adopten una postura correcta, evitando molestias y dolores de espalda y cuello. Este tipo de silla, es la que puede ser regulada en función de las características de cada usuario, además tiene un diseño que se adapta a las formas del cuerpo y garantiza un reparto de precisiones de equilibrio. En otras palabras, las sillas tienen que ser regulables para ajustar la altura al ordenador y la mesa. 

Con esto, queda claro que la correcta regulación de la silla es un aspecto clave y necesario para conseguir una postura cómoda y saludable.

Reposapiés ajustables 

Este elemento es el que permite mejorar la postura de los pies, que las piernas se relajen y descansen, al mismo tiempo hacen que la espalda tenga una postura correcta. El reposapiés también, facilita que la zona lumbar mantenga su curvatura fisiológica. 

De modo que, el dolor y cansancio de las extremidades inferiores durante la jornada de trabajo, algunas veces se debe a la falta de este soporte y mala circulación. Por lo que, mantener los pies alejados del suelo, facilita la circulación sanguínea hacia los pies, así como la circulación de retorno.

Soporte para portátil ajustable

Trabajar por varias horas frente a un portátil también, puede generar mal estar, dolencias musculares y tensión en las articulaciones cervicales debido a la baja altura de la pantalla. Por ello, para evitar este tipo de dolencias, el ordenador debe estar a una adecuada distancia y altura. Por lo que, se recomienda el uso de un soporte que permita elevar el portátil en la posición que resulté más cómoda y agradable para el usuario. 

Cojín ergonómico

Entre los demás elementos ergonómicos para el trabajo tenemos el cojín, el cual es diseñado para proporcionar soporte en la zona lumbar, y reducir la presión en el coxis y la cadera para promover una postura saludable. De manera que, este tipo de cojín puede ayudar a tener una postura más natural, eliminar la tensión y carga acumulada por todo el cuerpo. 

Escritorios ergonómicos

El escritorio al igual que la silla, es un mobiliario básico en cualquier oficina y donde se centra la gran parte del trabajo. Por ello, el tiempo que se pasa detrás de un escritorio, no puede ser sinónimo de incomodidades y de dolor. Al contrario, debe ser espacio de comodidad, bienestar y productividad.

En tal sentido, para que tu escritorio sea ergonómico, incluye ajustar la silla a la altura correcta, para tener una buena postura mientras trabajas, así como tener un espacio adecuado para tu equipo. En cuanto a la altura del escritorio, debe alcanzar en promedio los 70 cm, aunque este factor debe adaptarse al propio trabajador y la silla elegida. Igualmente, su altura debe permitir apoyar el codo y contar con espacio suficiente bajo la mesa para poder mover las piernas.

Además de lo anterior, se debe organizar la mesa de tal modo que, todos los materiales y objetos de uso frecuente, estén al alcance de la mano y no provocar posiciones forzadas o malas posturas que al repetirse periódicamente acaben causando dolor.