Preguntas frecuentes

Mi cuenta

Las sillas de oficina tienen que desplazarse por superficies de distinto tipo. Por ello, en algunos casos se suelen obviar, pero es importante que sus ruedas cuenten con las características necesarias para no tener infortunios durante su uso. De este modo, es fundamental acertar con los materiales que se utilicen para este tipo de sillas. 

En el momento de escoger una silla de oficina es necesario valorar todos los factores que pueden llegar a influir su uso y disfrute. Las ruedas son una parte importante de tu silla al tratarse del punto de contacto entre el suelo y la misma. Tanto es así, que en algunos casos una mala elección por nuestra parte puede comportar serios problemas estructurales en la misma. 

Normalmente, se necesitan ruedas que soportan una buena carga de peso, y que a la vez proporcionen la seguridad necesaria en todo momento. Las sillas de oficina son necesarias para que el trabajador pueda desarrollar su función con cierta solvencia y sin grandes impedimentos. Por ello, es necesario que todos sus materiales sean de primera calidad y no comporten grandes problemas a la hora de poder desplazarse por la sala en cuestión.

Conoce tu suelo

Cualquier espacio, ya sea abierto o cerrado, cuenta con un suelo que permite que se puedan desplazar sin ningún tipo de problemas. Cabe destacar que cada suelo forma parte de la estructura natural de las oficinas al tratarse de un elemento que permite el control del desplazamiento tanto de las personas como de los muebles. 

No todas las ruedas son recomendables para tu silla de oficina o para el suelo de tu oficina, como por ejemplo si es suelo firme y duro o bien una moqueta. El material tanto de la silla como del suelo puede comportar serios problemas de funcionalidad en ambos casos. Es por ello, que dependiendo de la tipología de suelo, se recomienda un tipo de ruedas u otro. 

Las ruedas, las grandes desconocidas 

En muchos casos se concibe que las ruedas cuentan con un mecanismo sencillo, el cual permite que se pueda desplazar en cualquier dirección en un espacio sin levantarse del suelo. Sin embargo, las ruedas de las sillas de oficina son realmente complejas por su uso y diseño, llegando a comportar problemas estructurales en una oficina si no se escogen las ruedas más convenientes para cada una.

Desde missillasdeoficina queremos acercaros al complejo mundo de las ruedas de sillas de oficina. Por ello, os detallaremos las características de cada una de ellas:

Ruedas para suelo duro 

Existen muchos tipos de suelo que harán de nuestra silla de oficina un elemento del mobiliario único. En caso de suelos duros, ya sean baldosas, que es un tipo de suelo donde predomina la cerámica, piedra o mármol, o bien sobre parquet, que se trata de un suelo donde predominan los tablones de madera con corte laminado fino. 

Este tipo de ruedas cuentan con un revestimiento de goma o material blando que permite que no se raye el suelo o bien dejar marcas antiestéticas en el firme en cuestión. Cabe destacar que son ruedas construidas con material duro y rígido, que pueden aguantar cualquier tipo de golpe e impactos. En muchos casos, pueden proporcionar un mayor agarre sin importantes problemas y a la vez una mayor movilidad sin tirones. 

A todo ello, también existen otro tipo de ruedas para suelo duro que cuentan con un tratamiento antidescargas eléctricas, garantizando la seguridad en todo momento. 

Ruedas para suelo blando

A la hora de hablar de un suelo blando, hacemos referencia a un tipo de suelo como moqueta, felpudos o alfombras o similares. Son las ruedas que traen la mayoría de sillas de oficina. Su material es duro y rugoso, ofreciendo la estabilidad y seguridad necesaria para evitar los tirones. 

Al tratarse de un tipo de material que cuenta con fibras largas y con cierto grosor, por lo que se necesita un tipo de ruedas que puedan ejercer más presión contra el suelo y así ofrecer mayor agarre. Eso sí, son un tipo de rueda que suele dejar marca en el suelo con un uso intensivo y prolongado en el tiempo.

Ruedas silenciosas

La evolución tecnológica también ha llegado a las sillas de oficina y a sus ruedas. Las últimas sillas que hay en el mercado cuentan con un avanzado diseño ergonómico y ofrecen óptimas prestaciones. Por ello, las ruedas tienden a minimizar el ruido y sus vibraciones. Este tipo de ruedas cuentan con unos anillos en su eje que permiten amortiguar las vibraciones generando un efecto de levitación. Eso sí, su precio es elevado por su diseño y calidad. Aún así, vale la pena añadirlas si quieres comprar una silla ergonómica y que esta no haga ruido.

Ruedas con freno

Son un tipo de rueda convencional para suelo duro especialmente, pero cuentan con un sofisticado sistema de freno que permite que en el momento que no haya nadie sentado se bloqueen. Esto permite que no existan caídas en el momento de sentarse, desbloqueandose en ese momento. Eso sí, el freno se tiene que activar manualmente.