La tecnología va avanzando y en los últimos años se han ido introduciendo sofisticados sistemas en las sillas de oficina para poder garantizar la correcta ergonomía del usuario. Por ello, el balanceo de la silla rectilínea es fundamental para poder controlar y gestionarlo en óptimas condiciones. De este modo, el sistema Atom que está instalado en alguna de nuestras sillas permite que se pueda desplazar sin mayor problema.

La posición y descanso del usuario es fundamental para que su rendimiento sea productivo y fructífero. La estabilidad que proporciona y garantiza el sistema sincro ATOM, un mecanismo que por su simpleza es complejo y está diseñado y fabricado con materiales de primera calidad que garantizan la seguridad del usuario.

El sistema Atom incorpora un sistema de rodillos que innova para garantizar el correcto movimiento de rotación del respaldo ante el asiento. De esta manera se consigue situar el centro de giro a un nivel superior de la superficie del asiento, localizándose así en las inmediaciones de la cadera del usuario. 

Así es el sistema ATOM

Desde Missillasdeoficina queremos que conozcas más este sistema que es muy fácil de usar. Mediante una palanca que se sitúa debajo del asiento en el lado izquierdo se puede establecer la postura que veas pertinente. Para ello, se debería activar aplicando una fuerza descendente sobre la misma, algo que liberará el respaldo. 

Para fijar la posición correcta únicamente deberíamos devolver la palanca a la posición inicial. De este modo, bloquearemos el respaldo. El sistema ATOM permite que las sillas que lo monten puedan llegar a bloquear y fijar la posición de las sillas en hasta cinco posiciones distintas, permitiendo que no se desplace el respaldo hacia adelante. 

Si lo que se desea es volver a la postura inicial se puede hacer en dos sencillos pasos. Primero, deberá desbloquear la silla poniendo la palanca en la posición original. Este hecho liberará el respaldo del bloqueo, pero permanecerá en esa posición. Lo siguiente que tiene que hacer es reclinarse levemente hacia atrás y acompañar con el peso de su espalda a la posición que desee. Por último, para fijar la posición es tan simple como volver a fijar la palanca. 

Las sillas con el sistema ATOM son fáciles de usar y no conllevan ningún problema para su correcto funcionamiento. Las sillas que incorporan este sistema están diseñadas para soportar pesos de 45 y 110 kg. Los usuarios podrán disfrutar de todas sus funcionalidades sin problemas, garantizando así su seguridad en todo momento.