Muchas de las dolencias que se producen sentado en una silla de oficina derivan de un mal hábito a la hora de sentarse y debemos corregirlo antes de que pueda empeorar.

Principales dolencias posturales:

  • Sobrecargas cervicales
  • Molestias lumbares
  • Dolores en la musculatura y las articulaciones de las piernas
  • Molestias en las manos y las muñecas
  • Entumecimiento de piernas

 

Sobrecargas cervicales

Una posición baja respecto a la mesa produce sobrecargas cervicales. (Posición 1 del croquis inferior). Asimismo, para evitar también las dolencias cervicales en trabajos estáticos intensivos (redacción de documentos, labores informáticas) debe regularse la altura de los reposabrazos de la silla para que los antebrazos y el brazo reposen cómodamente descansando los hombros. El brazo y el antebrazo deben formar un ángulo de 90º y las manos deben quedar a la misma altura que el teclado (Ver Posición Correcta del croquis inferior).

Soluciones que incorporan las sillas técnicas y ergonómicas para evitar estas dolencias: forma cóncava  y anatómica del respaldo, regulación de tensión lumbar, brazos 3D con regulación en altura, profundidad y giro, y desplazamiento de la profundidad del asiento.

 

Molestias lumbares

Un apoyo incorrecto sobre el respaldo de la silla o la posición convexa de la espalda (espalda sin apoyo) causan molestias lumbares. (Posición 2 del croquis superior).

Soluciones que incorporan las sillas técnicas y ergonómicas para evitar estas dolencias: mecanismo de regulación lumbar y de desplazamiento de profundidad del asiento.

Dolores en la musculatura y las articulaciones de las piernas

Las piernas excesivamente estiradas o flexionadas causan sobrecargas en  las articulaciones (posición 3 del croquis inferior). Procure que sus pies se apoyen en el suelo y que su rodilla forme un ángulo de 90º.

Soluciones que incorporan las sillas técnicas y ergonómicas para evitar estas dolencias: regulación de altura del asiento. Además se recomienda también el uso de reposapiés. Deben evitarse totalmente los pies sin apoyo o colgando.

 

Molestias en las manos y las muñecas

Proceden sobretodo de la falta de descansos periódicos cada 20 ó 30 minutos. La tensión que ejercen los màºsculos al teclear, escribir… dificulta la actividad diaria y la concentración adecuada. Procure mantener las manos en una posición horizontal y a la misma altura que el teclado.

Soluciones que incorporan las sillas técnicas y ergonómicas para evitar estas dolencias: Reposabrazos regulables en altura, profundidad y giro (brazos 3D).

También se recomienda el uso de almohadillas de muñeca para teclado y ratón, así como estirar brazos y muñecas cada 20 o 30 minutos.

Reposabrazos 3D: 
1)  Elevables
2)  Regulables en profundidad
3)  Regulables en giro

Entumecimiento de piernas

Se producen como consecuencia de que a veces el asiento de la silla tiene un borde que presiona en exceso la parte posterior de la rodilla o bien el asiento es más profundo que el fémur del usuario. Es importante que el borde delantero del asiento sea curvo para recoger la pantorrilla de una forma agradable y que se pueda regular la profundidad del asiento para adecuarse a la biometría del fémur y las lumbares del usuario.

Soluciones que incorporan las sillas técnicas y ergonómicas para evitar estas dolencias: borde suavizado y en decrecimiento curvo para acoger la pantorrilla, mecanismo de regulación en altura y regulación del desplazamiento de la profundidad del asiento. Se recomienda levantarse una vez cada hora para evitar el entumecimiento y activar la regulación sanguínea.

Como siempre, puedes encontrar la silla que mejor se adapte a tus necesidades aquí, en Mis Sillas de Oficina. Haz tu pedido hoy mismo y olvídate de tener dolores posturales.