Preguntas frecuentes

Mi cuenta

Si estás pensando en renovar el mobiliario de tu centro de trabajo, te recomendamos pensar detenidamente cuáles son los pasos a seguir y en especial que debes realizar para evitar problemas mayores. Las sillas de oficina de carácter futurista rompen con la tradición y se caracterizan por líneas rompedoras. Eso sí, no te olvides de que suelen apostar por una silueta un tanto extravagante que llama especialmente la atención.

Nuestra recomendación es que siempre primes la estabilidad y seguridad ante la usabilidad de la misma. No hay que olvidarse de que este tipo de mobiliario se caracteriza por ser empleado de manera constante y que deben facilitar el movimiento en el interior de la sala. Eso sí, ten en cuenta que ese movimiento debe ser intuitivo y sin originar grandes contratiempos a los usuarios, ya sea mediante la adopción de medidas incómodas o de riesgo u otro tipo de acción. 

Cómo son las sillas de diseño futurista

Cuando hablamos de este tipo de mobiliario nos encontramos con distintas concepciones y en todas ellas se termina recurriendo al mismo tópico. Las líneas de este tipo de sillas de diseño futurista nos permiten dejar libre la imaginación, aunque con ello se termine comportando un tipo de ambientación que no termina de convencer a gran escala. 

Todos y cada uno de estos muebles nos ofrece una gran diversidad de funcionalidades, aunque a la larga se conviertan en un tipo de diseño mucho más convencional.  A simple vista nos encontramos con líneas rectas que no son llamativas, aunque poco a poco nos ofrecen un tipo de configuración mucho más abierta. 

En ese sentido, no tienen miedo en jugar con la fragmentación de los volúmenes y a la vez, por un diseño o mobiliario ergonómico o que dice serlo. Por otro lado, es posible que incorporen algunos elementos tecnológicos que nos permitan seguir configurando la silla a nuestro agrado. Eso sí, la evolución, investigación y desarrollo ha propiciado que aparezcan nuevos materiales, como es el caso del metacrilato o bien el policarbonato.

Es posible que nos encontremos con un tipo de diseño muy original que permite que las estructuras o mobiliario potencie el movimiento, ya sea mediante curvas u otro tipo de forma geométrica. A todo ello, se genera un cuadro dinámico en el entorno y espacio, facilitando que se readapte con suma facilidad en cada instante. 

No todo es como se plantea. Estos diseños tan extravagantes no cuentan finalmente con un estudio previo que nos garantice la funcionalidad en cada momento. Esto supone a la larga un problema de seguridad y estabilidad en los usuarios que puede derivar en lesiones o malformaciones. De este modo, es mejor evitar este tipo de diseño por muy rompedor y estético que sean y tener en cuenta los criterios ergonómicos para la selección de sillas de oficina.

Así son las sillas de oficina

Las sillas de oficina sorprenden por su rápida adaptación a entornos cambiantes y sobre todo, por una generación de ilusiones muy competitivas. Se recomienda que su respaldo de una silla tenga un diseño que permita tener la espalda erguida en todo momento sin ofrecer ningún tipo de tensión y a la vez, quede apoyada en el mismo. 

Por otro lado, el reposacabezas de tu silla de oficina tiene que permitir que los usuarios tengan la cabeza y la mirada fijada en la pantalla sin ofrecer la menor resistencia. De este modo, se tiene que potenciar la usabilidad de la misma, sin originar ningún tipo de problema ergonómico a gran escala.

Cabe destacar que este tipo de sillas tienen que contar con apoyabrazos que permitan que los mismos estén en una posición cómoda de 90 grados ante el escritorio y a la vez, que la parte superior del respaldo eche las clavículas hacia adelante. De este modo, se mejorará la posición al estar sentado.