Preguntas frecuentes

Mi cuenta

Poco a poco la industria  del mobiliario de oficina se va adaptando a los nuevos tiempos y se van potenciando el uso de las sillas de oficina con ruedas para animales. Este tipo de silla se utiliza especialmente en espacios donde existe una gran probabilidad de que las ruedas queden atrapadas con el pelo que desprenden las mascotas.

Con ellas, se potencia el uso correcto en los hogares y en algunas oficinas petlfriendly. Estas sillas no tienen nada del otro mundo y se caracterizan por tener un diseño similar al de las sillas más tradicionales. No hay que olvidarse de que se debe mantener una postura correcta en todo momento y a la vez, generar un entorno seguro. 

Cuando hablamos de las sillas de oficina con ruedas para animales nos referimos a una silla básica de oficina o tradicional, ya sea con diseño ergonómico o no, que ha visto como se potencia la usabilidad de la misma. Para ello, han introducido e incorporado unas ruedas muy especiales que harán que no tengas mayores problemas para desplazarte por el interior de la sala.

Tipos de ruedas para animales

Primero de todo hay que decir que la mayoría de sillas de oficina cuentan con un tipo de ruedas que son aptas para el uso en estancias donde residan animales, y suelen ser similares a las de los patinetes. Estas se caracterizan por un uso contrastado tanto en movimiento como para soportar el peso del usuario. En ese aspecto, ante mayor diámetro de rueda, la distribución del peso se conseguirá de una manera más equitativa. 

Dependiendo del uso que hagas, las ruedas tendrán un uso más marcado u otro. De este modo, debes escoger bien el material de las mismas. A continuación os dejamos las ruedas más empleadas:

Ruedas de poliuretano

Son las ruedas más sencillas que existen en el mercado, pero ofrecen una gran resistencia. Son simples, formadas con una única pieza, efectivas y con una gran capacidad para moverse. Se trata de un tipo de material duradero, que se conserva bien y a la vez, no cuenta con ningún problema en su uso. De este modo, son resistentes ante choques y algunos golpes, siendo las mejor preparadas del mercado ante impactos. En cambio, en superficies irregulares suelen notarse más. 

Ruedas de plástico

A diferencia del poliuretano, son las menos recomendables del mercado. No cuentan con la mejor calidad del momento, aunque su precio es significativamente menor, por lo que la silla es más económica. Eso sí, no pretendas que te muevas por la oficina como si nada y es que tendrás que forzarlas, provocando un desgaste excesivo de las mismas. A la vez, nos encontramos con un ruido notorio en el momento de desplazarse.