Preguntas frecuentes

Mi cuenta

Son una de las partes y estancias más importantes de una oficina. Las salas de reuniones permiten que todos los proyectos salgan adelante y se tomen las decisiones oportunas para garantizar la finalidad y funcionamiento de la empresa. Por ello, hay que escoger correctamente los materiales y mobiliario necesario para montar una sala de reuniones.

Las salas de reuniones tienen que mantenerse firmes y fieles a su esencia y necesidad. Por ello, tienen que estar equipadas con materiales de primera calidad y que permitan que se pueda ejercer cada una de las funcionalidades a las que están destinadas. Este tipo de estancias tienen que en óptimas condiciones para su uso en cualquier momento.

Las oficinas tienen que mantener firme y sin importantes cambios, fieles a su esencia y espíritu corporativo. De este modo, las salas de reuniones no pueden ser menos, y tienen que contar con un aspecto de solemnidad constante. Por ejemplo, una sala de reuniones de una agencia de creatividad tiene que sorprender por su diseño y puede ser vanguardista, aportando una visión diferente a los usuarios. En cambio, una agencia de comunicación es preferible que sea diáfana y que pueda estar en contacto, aunque sea visual, con cada una de secciones o departamentos de la misma.

Antes de entrar en materia, es necesario conocer algunas características del espacio del que queremos que sea nuestra estancia. Cabe destacar que se recomienda hacer un estudio previo de la situación para montar una sala de reuniones de una manera correcta y eficaz con la filosofía y espíritu de la empresa. No hay que tomar antes de tiempo decisiones, algo que puede marcar nuestro destino profesional.

Conoce tu espacio

Cada estancia de tu oficina tiene una finalidad y funcionalidad determinada. El lugar en el que se situará y su usabilidad es importante, tanto eso como el tamaño de la misma. Esto hará que en función del uso que se le dé, su equipamiento será uno u otro. Por ello, es importante valorar las medidas de la sala y, a la vez, estudiar todas las oportunidades y facilidades que puede llegar a aportar la mima a nuestro proyecto.

No hay que olvidarse tampoco de las dimensiones junto a la iluminación  de la sala y todas las potencialidades que esta nos puede ofrecer. Los usuarios de una estancia de estas características tienen que realizar sus funciones en un habitáculo de unas dimensiones determinadas, aunque en la mayoría de casos suelen ser reducidos. Por ello, a la hora de montar una sala de reuniones se tiene que pensar en incorporar mobiliario y elementos que permitan una rápida y productiva readaptación en el entorno.

Es evidente que no todo el mobiliario de oficina es digno de formar parte de una sala de reuniones. Este tipo de elementos están destinados para que se pueda ejercer sobre ellos un uso profesional y laboral, por lo que tienen que ofrecer unos servicios mínimos de calidad y a la vez que permita el movimiento en el interior de la estancia.

Características para montar una sala de reuniones

Las salas de reuniones tienen que ser ese espacio seguro y de tranquilidad donde se puedan tomar las decisiones más trascendentales para el futuro de una empresa. Por ello, es preferible que de cara al cliente potencial pueda tener durante su reunión una visión panorámica de la manera de trabajar de cada miembro del equipo y así notar que es una empresa que no engaña.

A la hora de montar una sala de reuniones, se recomienda que cuente con una parte acristalada. Esto hará que pueda analizar realmente lo que sucede en tu oficina y así empezar a familiarizarse. No hay que olvidar que en casos que los proyectos no funcionen, suele relajar ver a gente trabajando, algo que puede cambiar la percepción del cliente.

A continuación detallamos otras claves para montar una sala de reuniones:

Mobiliario ergonómico

Las salas de reuniones están diseñadas para pasar largas jornadas en ellas. Los usuarios tienen que adoptar una postura correcta en todo momento y por ello no hay que obviar el mobiliario que equipará estas salas. Este tiene que contar con una función clara y a la vez garantizar la seguridad de los usuarios.

Una de las mejores oportunidades u opciones es apostar por sillas ergonómicas para oficina. Esto hará que los usuarios puedan readaptar sus posturas cuando están reunidos y trabajando. Este tipo de mobiliario hará que puedas estar en unas condiciones mucho más óptimas y lograr que se pueda alcanzar los objetivos marcados.

No hay que obviar que las sillas ergonómicas ayudarán a que se pueda trabajar durante largas horas sin emprender posiciones incorrectas. Se trata de un tipo de mobiliario esencial para montar una sala de reuniones, algo que ayudará a que no tengamos problemas de salud y nos podamos recuperar las mejores opciones de trabajo.

Las mesas son esenciales

Las salas de reuniones son un tipo de estancias de una oficina que se suelen emplear más. Por ello, se necesita trabajar en buenas condiciones. Las mesas de reuniones son esenciales y se tienen que readaptar en todo momento. Tienen que contar con varias dimensiones y a la vez poder trabajar en una área diferenciada.

Las mesas tienen que contar con una altura determinada y no tienen que tener elementos que puedan incomodar a los empleados. No hay que perder las oportunidades en ese aspecto. Hay que valorar todas las opciones y es por ello que en ocasiones se tiene que considerar la altura de la misma con una mesa de escritorio elevable.

Este tipo de mobiliario de oficina tiene que ofrecer un orden y estabilidad necesario en todo momento. Los usuarios tienen que trabajar cómodos, sin nada que les imposibilite el trabajo. Los trabajadores tienen que valorar las alternativas de las salas y tenerlo todo por mano, algo que le ayudará en su optimización de tiempo y recursos.

Piensa en la creatividad

Las salas de reuniones tienen que fomentar la creatividad de los usuarios y trabajadores en todo momento. Por ello, al montar una sala de reuniones hay que valorar cada una de las necesidades de la sala. Tanto es así que hay que trabajar en la adecuación de la tecnología y de este modo poder transformar las dinámicas de trabajo.

Es cierto que ese tipo de salas de reuniones tiene que ser creativo y contar con La incorporación de las nuevas evoluciones del sector. Por ello, tenemos que contar con proyectores, pantallas táctiles o demás utensilios similares. Esto tiene que fomentar a la creación de ideas y su proyección como una fuente de imaginación para todos.

Por otro lado, no hay que olvidarnos de conexiones a internet estables y enchufes para que puedan poner a cargar todos los utensilios tecnológicos. Eso sí, tienes que incorporar pantallas grandes para que puedan proyectarse cada uno de los informes que tengas preparados.