Cuando llevas mucho tiempo en la misma oficina, haciendo el mismo trabajo, es normal que entres en rutina y te puedas distraer fácilmente, de hecho está demostrado que con el paso de tiempo nuestro rendimiento laboral también disminuye, por eso hoy te vamos a contar como aprovechar el tiempo en la oficina para que tu jornada sea lo más productiva posible.

Factores que nos distraen

  • Revisar el teléfono móvil: una cosa lleva a la otra y acabas revisando tus redes sociales durante mucho rato y pierdes el hilo de lo que estabas haciendo antes de coger tu smartphone.
  • Hacer descansos: los descansos son buenos e incluso necesarios pero en la medida y momento correctos.
  • Hablar con un compañero de lo que hiciste el fin de semana pasado: la relación con los compañeros debe ser buena siempre, pero hay que saber cuándo tener charlas largas.
  • Coger el teléfono: depende de la tarea que debas desempeñar deberías contar con un ayudante que conteste las llamadas por ti ya que es una de las distracciones más grandes.

Haz una lista

Cada lunes o mejor aún cada mañana, debes hacerte una lista de tareas a realizar, ordenadas de más prioritaria a menos. Debes establecer metas realistas y objetivas, no quieras sobrecargarte de trabajo porque sino tu energía disminuirá notablemente mientras pasen los días.

Existen múltiples organizadores de tareas que puedes descargar online o incluso hacerte uno a mano. Te dejamos un ejemplo de planificador divertido:

Descansa

Debes hacer pausas para hidratarte, estirar las piernas, etc. Puedes hacer una pausa de cinco minutos cada hora. Tener el cerebro oxigenado, beber agua o incluso picar algo, mejorará tu estado de ánimo y ayudará a tu productividad.

Recuerda: debes evitar todo tipo de distracciones y marcarte metas y objetivos diarios para poder asumirlos con tranquilidad y sentirte productivo todos los días.